cortazar junio

BOLARDOS IMPIDEN EL PASO DE PERSONAS EN SILLA DE RUEDAS 

SALVATIERRA.-

Vecinos de capuchinas externan sus molestias en contra de los bolardos (tubos) de precaución colocados en las puertas de la entrada al templo de Capuchinas ya que se impide el correcto acceso de personas en silla de ruedas o carriolas sobre el tope que conecta ambas aceras de la calle.

Recientemente se rehabilito la calle Hidalgo otra de sus etapas donde se coloco porfido y se embelleció la zona, destacando que la obra todavía no ha sido entregada al municipio, pero ya esta terminada, destacando que tiene algunos adornos, entre ellos los bolardos que se encuentran mal colocados.

El señor Joaquín Ramos de 73 años de edad comentó que tiene cuatro años utilizando silla de ruedas luego de haber sufrido una fractura de cadera por lo que es muy importante para su persona tener buenos accesos a los espacios públicos.

“Yo vivo cerca de Capuchinas y estuve viendo la evolución del mejoramiento de la calle Hidalgo, frente al templo de Capuchinas y me vi gustoso cuando observé el tope que se encuentra a nivel de banqueta desde el jardín de Capuchinas a las puertas del templo, sin embargo, mis ánimos se vinieron abajo cuando colocaron los tubos protectores”, mencionó.

Un caso similar es el del señor Salvador Gómez quién de igual manera utiliza silla de ruedas desde hace un par de años, sin embargo, por lo general se maneja su propia silla de ruedas ya que aún se siente con la fuerza y capacidad para movilizarse de manera independiente.

“Si bien hay desniveles en la banqueta para acceso a personas con silla de ruedas o capacidades diferentes estaría mucho mejor y nos costaría menos trabajo el acceso hacia el templo si se quitan los tubos de barrera que colocaron en ambos lados de la acera ya que me evitarían un desgaste físico mayor al no dar la vuelta, sino irme derecho por el tope”, señaló.

Se pide al municipio o contratista encargado de la obra que corrija dichos detalles ya que en lugar de ayudar perjudica a las personas de la tercera edad o personas con discapacidad que tengan que hacer uso de las rampas.

Deja un comentario