Noticias Destacadas
Inicio / Columnas / El pueblo de OZ

El pueblo de OZ

LEO

Hay temporadas en que ciertos asuntos se ponen de moda, caso es, el tan citado nombramiento “Pueblo Mágico” que se le dio a la ciudad.

Si le preguntamos a un turista y a un ciudadano sobre los que se esté haciendo ante dicho evento, me atrevo a decir que te darán la misma información.

Al día de hoy confío más en que la magia este en la zanahoria del conejo (porque todos los “magos” desaparecen y nadie por aquí y menos en oficinas de la administración.)

Lo único que se ha visto claro en el municipio es la cantidad de puentes “oficiales” marcados en el calendario de la autoridad. Viene a la menta aquella cita celebre “Que bonito es no hacer nada y después de no hacer nada, descansar”.

Como ciudadano me lleva a la crítica por estar sujeto a las voluntades de servidores públicos y como empleado me lleva a la ofensa ¡cómo puede la gente quejarse tanto! En verdad, total como dijo un compañero –aahh que digan lo que quieran, lo bailado quien me lo quita-

Antes había elefantes blancos y en los 60´s eran rosas, pero ahora… estamos llenos de conejos blancos, porque eso sí, buenas intenciones sobran, proyectos abundan PERO el conejo no se deja agarrar, luego entonces no es culpa de uno que no se autoricen ¿No? No estoy diciendo que el malecón no está ya por lo menos en los planos de algún idealista o el nuevo telescopio de la NASA para ver desde acá a todos los que tienen el buen gusto de salir del país (y de la realidad) en sus vacaciones (perdón exageré, usted disculpe; pensé que andaba en campaña)

Creo que sueno a grillo, pero saber que estamos en pleno mayo y TODO SERENO no es posible. ¿Dónde queda nuestro sentido de inconformidad?¿ Nuestro voluntad de querer ver cambios? La antipatía nos ha vuelto expertos relojeros porque sólo vemos pasar el tiempo pero no hacemos NADA con él. Todos sabemos que la Familia es presidencial, ¿y? Quién se toma el tiempo de estar en una sesión de ayuntamiento. Quién se toma el tiempo de ser un buen ciudadano (con todo lo que eso implica). Quién se toma el tiempo de SABER.

Sobran revolucionarios en las redes sociales, es más fácil que las ganas de ser por lo menos un buen vecino, un buen alumno o sencillamente UN BUEN SER HUMANO.

 

Con cariño Alicia Leo

 

 



Deja un comentario

ad1