Noticias Destacadas
Inicio / Salvatierra / Condenan a Salvaterrense por secuestro

Condenan a Salvaterrense por secuestro

  • Mujer salvaterrense es condenada a purgar 27 años y seis meses de prisión por el delito de secuestro, hechos ocurridos el pasado0 11 de septiembre de 2011.
  •  Estela Sánchez Guido, junto con Efrén Mejía Patiño, ya fallecido, planearon el secuestro de una persona que horas antes había estado consumiendo bebidas alcohólicas en un bar, a quien pensaban exigir un rescate millonario.

 

 

Salvatierra, Gto.

Una mujer, que al parecer laboraba en un bar ubicado en la comunidad San Pedro de los Naranjos, municipio de Salvatierra, fue notificada por parte del Juzgado Penal de Primera Instancia, bajo el proceso penal 110/2011, de la sentencia condenatoria a que se hizo acreedora tras confirmarse su participación en el delito de secuestro.

 

El 11 de septiembre de 2011, al filo de las 20:00 horas, el ofendido llegó al bar “Juanitos” que se localiza en la comunidad de San Pedro de los Naranjos, en donde estuvo consumiendo algunas cervezas, al bar llegó a bordo de su camioneta marca Nissan color blanco, con placas de circulación para el Estado de Guanajuato y la dejó en el estacionamiento del lugar.

 

Horas después, esta persona sale del bar y se dirigía a su domicilio, conduciendo por la carretera Yuriria-Salvatierra, pero al pasar a la altura de la comunidad de Santo Tomás Huatzindeo, percibe que la llanta trasera se sentía sin aire y ello provocaba movimientos a la camioneta.

 

Se estaciona fuera de la carretera a la altura de la entrada a esta comunidad conocida como “El Chorro del Agua” y deja las llaves pegadas a su unidad y el cristal de la portezuela del lado del copiloto abajo, en la idea de que escasamente pasan unidades por ese lugar por la hora en que ocurrieron los hechos.

 

 

Mujer salvaterrense es condenada a purgar 27 años y seis meses de prisión por el delito de secuestro

Mujer salvaterrense es condenada a purgar 27 años y seis meses de prisión por el delito de secuestro

Sin embargo se escucha el ruido de un vehículo de motor y percibe que se trata de una camioneta Toyota cabina y media color gris con placas de Guanajuato y se baja una persona de sexo masculino, con un arma tipo revolver color negro en su mano derecha.

 

El sujeto amenaza al agraviado y lo sujeta del brazo izquierdo y lo conduce a la camioneta, mientras lo golpea con la cacha de su pistola en la nuca. En esos momentos llega otra camioneta tipo Winstar sin placas de circulación en la que viajaban dos persona, una de ellas del sexo femenino, quien conducía el vehículo y a quien reconoció como una de las personas que se encontraban en el citado bar.

 

Esta persona resultó ser Estela Sánchez Guido, quien ordena que lo aten y amarren con cinta canela, procediendo a hacer esto en los ojos y parte de la nariz, mientras lo suben a la caja de la camioneta Toyota.

 

De esta manera, los delincuentes enfilan por un camino de terracería, mientras le exigen al plagiado datos sobre las personas que pagarían rescate por él, y lo dejan inconsciente por los golpes recibidos.

 

Sin embargo, en una zona del recorrido, los secuestradores se topan con una unidad de la Policía Preventiva, a quienes se les hace sospechoso el vehículo y se acercan al automotor, encontrándose con Estela Sánchez Guido, quien les pide que la lleven a la gasolinera porque andaba buscando a su esposo.

 

En esos momentos se acerca Efrén García Patiño, mientras los policías escuchan quejidos que provenientes del exterior de una parcela, observando que correspondían a una persona de sexo masculino que se encontraba ensangrentado, sin camisa y con la cabeza cubierta de cinta canela y maniatada de pies y manos.

 

Al verse descubiertos, Efrén García Patiño amaga con su arma de fuego al elemento de policía preventiva, al tiempo que le pedía su arma de cargo, por lo que elemento se niega a entregársela y sostienen un forcejeo entre ambos, mientras que la mujer hace los mismo con el otro policía y es cuando se escuchan disparos de arma de fuego.

 

Efrén es impactado por los disparos en su integridad corporal, mientras la mujer es controlada por ambos policías. Minutos después el delincuente lesionado es trasladado al Hospital General de esta ciudad para su atención médica, siendo de esta manera cómo se rescata al ofendido.

 

La detención es calificada de legal y el 15 de septiembre de 2011 se dictó auto de formal prisión para ambos acusados, sin embargo, el 11 de octubre de 2011, se dictó sobreseimiento por extinción, por fallecimiento del acusado Efrén.

 

La sentencia para Estela Sánchez Guido fue dictada el pasado 07 de septiembre, por el delito de secuestro agravado, siendo sentenciada a 27 años de prisión y al pago de una multa y reparación del daño.

 



Deja un comentario

ad1